15 abril 2014

Pan de espelta integral {panificadora}

Nunca me han llamado especialmente los panes, ni siquiera los de panadería, que se suponen más naturales; además de que cada vez cuesta más encontrar uno bueno que aguante hasta el día siguiente en condiciones medianamente aceptables. En cambio mi madre siente debilidad, especialmente por los integrales, da igual la forma, el tamaño, o color que todos le parecen buenos. Y como hace un par de semanas compró diferentes harinas (de avena, de espelta, de centeno...) he aprovechado para darle algo de vidilla a la panificadora.


Ya he dicho que no soy muy de pan, pero también tengo que admitir que cuando hacemos uno en casa, casi recién salido del horno, crujiente por fuera y tierno por dentro... ¡Entonces sí que no puedo negarme a coger un pedacito! *o dos* Porque desprende un olor tan agradable y queda tan mollosito que es imposible resistirse :P 

13 abril 2014

Pizza de 4 quesos

De pequeña me daba asquito cualquier queso que tuviese algo azul en él, y durante muchos años me negué a darle una oportunidad, por más que me dijesen “tú prueba, que está muy bueno, ya verás" pero cuando por fin un día cedí a mi maldita cabezonería y, mirándole de reojo, le di un bocadito a un trozo de pan con queso azul… ¡por Dios, qué bueno estaba! Y, además, ¿qué sería de la pizza 4 quesos sin él? 


En realidad creo que no hay ninguna pizza que no me guste. Bueno sí, sólo una, ¡la que lleva piña! que de normal se presenta bajo el nombre de Hawaina. Aunque más que no gustarme es que cuando muerdo un trozo con la fruta siento casi como si me estuviese comiendo un postre. Y que me perdone si lo lee alguien a quien le guste, porque igual le suena raro, pero cada uno tiene sus cosas :P 

10 abril 2014

Bizcocho de avellana

Pese a que las avellanas como fruto seco tal cual no me gustan nada, todo lo que lleve su sabor sí lo hace, de hecho, ¡me encanta! Igual que su peculiar aroma, que me gustaría saber describir como hace el escritor de El Perfume con multitud de olores. Desde que leí en un foro la pregunta de si se podría sustituir la almendra molida de un bizcocho por avellana tenía el antojillo de preparar uno así y ver cómo quedaba, porque suponía que si el de almendra estaba rico, este podría estar todavía mejor. 


Pues es... bueno, ¡increíble! Parece como si le hubiese puesto un chorrito generoso de licor de avellanas de la intensidad de sabor. Y de aroma más de lo mismo. Cuando entreabrí el horno para que fuese perdiendo calor y salió el aire caliente concentrado me quedé casi flotando. ¡Qué delicia! Me costó esperar unos minutos a que enfriase y no coger un pedazo recién salido. 

08 abril 2014

Rollitos de naranja

Por esta zona de Valencia son bastante típicos unos dulces conocidos como rollitos de anís, que se encuentran en prácticamente todos los hornos, aunque dependiendo del pueblo cambian de tamaño y forma e incluso consistencia, algunos con forma de lazos, más duros, otros se deshacen más, unos con azúcar por encima, otros sin nada... Sea, la verdad es que están todos muy ricos. 


Me ha hecho gracia encontrarme con esta receta, porque los presentan como típicos de Murcia. De hecho, el nombre de la original es precisamente rollos de naranja murcianos, y realmente vienen a ser prácticamente igual que los de anís, cambiando el licor por zumo de naranja, por lo que sirven para aprovechar las que todavía nos quedan de la temporada.

05 abril 2014

Chocolate chip banana bread

Volviendo a los dulces típicos estadounidenses, otro que estaba por la lista era el Banana Bread (o bizcocho de plátano), que parece surgió como modo de aprovechar las bananas que estaban ya en un punto crítico de madurez. Es tan popular que incluso tiene día propio. El 23 de febrero se celebra por allí el National Banana Bread day. Aunque en un principio este iba a ser el tradicional, en último momento recordé que quedaban gotas de chocolate por la despensa así que pasó a ser un Chocolate chip banana bread. 


Esta versión no lleva nada de grasa añadida puesto que las bananas no sólo dejan un sabor delicioso sino que también le dan a la masa una textura genialmente esponjosa y húmeda. Las gotas de chocolate le dan más alegría, aunque sin ellas también estará igualmente bueno. O sustituirlas por frutos secos y pasas. ¡Sea como sea va a quedar riquísimo!

02 abril 2014

Calabacines luna rellenos de cuscús

Desde que viese este tipo de calabacín en Little Garden (un blog de horticultura al que llegué no sé ni de qué manera) tenía ganas de hacer una receta de ellos rellenos de cuscús, como allí aparecen, pero no tenía ni idea de dónde podría encontrarlos así que ahí quedó la cosa. Hasta que el otro día en Lidl, yendo a la caza de un molde de Bundtcake, los vi de casualidad, debajo de un cartelito que ponía: “Calabacín Luna” ¡Si es que hasta el nombre es bonito! Y claro está, 4 de ellos se vinieron a casa conmigo.


Acostumbrada a los calabacines alargados estos son tan redonditos y quedan tan bonitos así presentados en el plato que pienso probar con otros rellenos. De sabor vienen a ser igual que los comunes (o al menos para los que no tenemos el paladar especialmente refinado) y resultan muy fáciles y rápidos de preparar, ¡además de sanos! 

30 marzo 2014

Cinnamon rolls {rollos de canela}

¡Sííí! ¡Por fiiinn! Creo que no exagero si escribo que llevaba queriendo hacerlos *¡y probarlos!* un par años, y que tendré en marcadores unas diez recetas diferentes de rollos de canela, sin contar las versiones que hay de ellos (de chocolate, de calabaza, rellenos con mermelada...). Pero ya se sabe lo que pasa a veces, lo dejas un día por una cosa, otro día por otra y al final nada. Hasta ayer, que me encontré de nuevo con los cinnamon rolls en Joy of Baking. No pasó ni una hora y ya estaba la masa tapadita para que levase tranquilamente.


En cuestiones de gastronomía los estadounidenses me tienen absolutamente conquistada. Su variedad de dulces: cakes, brownies, pancakes, oatmeals, pies (incluida mi más que adorada pumpkin pie o la tradicional apple pie) y también platos salados como casseroles, hamburguesas (pero caseras, nada de fast food), mac 'n' cheese, el Cincinnati chili (al que no pudimos resistirnos cuando lo vimos en Crónicas Carnívoras), chicken wings y la comida tex-mex son una debilidad. *Aiis*

Pero lo importante hoy son estos rollitos de canela cuya masa recuerda a la de brioche. ¡Alucinantes! Y si los cubrimos con un ligero glaseado a la hora de servirlos ¡todavía más! Ahora entiendo por qué la gente los adora.

Blogging tips